Albergue municipal najera

Monigotes gigantes serán quemados este fin de semana en la

Esta sencilla pero extensa etapa, con desniveles moderados, proporciona una recompensa visual a los excursionistas mientras avanzan entre viñedos y amplios valles y descubren poblaciones históricas de esta ruta jacobea, como Navarrete y al final Nájera. La única pega de esta agradable ruta es que en verano las altas temperaturas debilitan, un problema que sólo se puede combatir en las áreas recreativas que jalonan el recorrido como el Parque de la Grajera.

Este lugar también esconde durante los meses de verano a una de esas personas que, con su carisma y buena atención a los peregrinos, ha conseguido “colarse” en varias guías. Marcelino es un vecino que ofrece recuerdos y el sello de la credencial jacobea.

Tras este descubrimiento, el caminante llega, después de subir unos escalones de piedra, a Navarrete (Nájera 15,4 kilómetros), una localidad famosa por su alfarería y su pasado jacobeo en la que encontrará una variada oferta de establecimientos hosteleros y tres albergues, dos privados y uno público.

A un lado, se encuentra la monumental iglesia de la Asunción y varias casas y palacios medievales que merecen ser visitados. La ruta atraviesa el centro de la ciudad por la calle Mayor Baja, y continúa por la calle Mayor Alta y Arrabal, a partir de la cual la ruta, de nuevo, se une a la N-120. La carretera se alcanza esta vez por su lado izquierdo y llega a un cementerio y a una capilla con puerta romana, flanqueada por dos ventanas del mismo estilo, originalmente este templo pertenecía al hospital de peregrinos San Juan de Arce.

  Albergue valladolid

Solorio, mano derecha de Nájera, deja la Fiscalía

Tras el archivo de Ed y una recopilación de su correspondencia, durante la cual llegamos a conocerle y entablar amistad con él, se nos presenta por primera vez una serie de imágenes del propio Nájera. El Agujero Negro -así llamado porque “todo parecía entrar pero muy poco salía”- era la tienda que Ed dirigía y comisariaba. En ella se vendía el material sobrante del Laboratorio Nacional de Los Álamos y actuaba como centro de su campaña política. Tras la muerte de Ed en 2009, ya sin su obsesivo cuidado, la tienda cerró y se produjo una venta, diseñada para garantizar que “la mayor cantidad de existencias posible fuera propiedad de miembros de la comunidad en lugar de venderse como chatarra”. El Agujero Negro era un registro de la meticulosa atención de Ed a la causa, un rescate de los materiales que rodeaban y poblaban su obra; era la encarnación física de su fijación duradera. La serie fotográfica de Nájera documenta una selección de estos extraños objetos y materiales, en su mayoría ininteligibles para el profano cuando se ven sin subtítulos: aparatos y artilugios con cables que sobresalen, algunos siniestros con símbolos que advierten del peligro, otros aparentemente benignos (una caja de teléfonos, libros, una pila de ladrillos de grafito).

A los héroes jóvenes. Manuel Gutiérrez Nájera.

A pesar de la longitud, la ruta no es muy difícil. La subida al alto de Navarrete y San Antón es el único obstáculo al que se enfrenta el peregrino. La ruta se caracteriza de nuevo por continuos ascensos y descensos, aunque también tiene algunos tramos largos por la carretera.

  Albergue luz de fromista

Entre viñedos, olivos y frutales, la ruta conduce a la Cooperativa Vinícola de Sotés. Tras cruzar la carretera, la ruta continúa por una amplia pista hasta el desvío que conduce a Ventosa. La iglesia de San Saturnino se alza sobre el pueblo.

Junto a las bodegas Alvia, comienza el ascenso al pico San Antón. Es una corta subida desde la que se divisa el valle del Najerilla. Nájera aparece en el paisaje y, aunque parece cercana, aún está a siete kilómetros.

El peregrino desciende y continúa su ruta hasta un repetidor telefónico en el Poyo de Roldán. Un enclave donde vivió el gigante Ferragut y al que se enfrentó uno de los mejores caballeros del emperador Carlomagno, Roldán. Con una piedra que pesa dos arrobas, consiguió golpear al gigante en la frente y derribarlo.

Así se vivió la clasificación de Municipal a la final del Apertura

Tank, un bullmastiff marrón atigrado de 6 años que pesa alrededor de 120 libras, y Tiny, un pitbull blanco y negro de 4 años que pesa alrededor de 50 libras, se escaparon de su casa frente a la escuela secundaria Desert Pines el 23 de octubre y mordieron a dos niños pequeños lo suficientemente graves como para requerir hospitalización, según un informe de control de animales.

  Albergue murcia

Un niño de 5 años vio venir a los perros y trató de huir, dice el informe. Tank y Tiny le atacaron y le perforaron el hombro y el costado. Un oficial de control de animales que respondió dijo que también tenía laceraciones en la cara, el cuerpo y la cabeza por haber sido arrastrado por el suelo.

El oficial de control de animales Ramos dijo en el informe que vio al niño tendido en el suelo sangrando por la cabeza. Él y un agente de policía de Las Vegas intentaron controlar la hemorragia hasta que llegó el personal médico.

Ramos encontró a los perros en el patio trasero de una casa cercana. El propietario de los perros, Saúl Nájera, no estaba en casa en el momento de los ataques. Su hermano, Iván Nájera, estaba en casa y dijo a los funcionarios que al principio no sabía que los perros habían salido. Sin embargo, un testigo dijo a Ramos que vio a Iván devolver a los perros a su patio.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad